Novedades

13 May,2019

Technical Tip / TT#41

El control regular del nivel de aceite es importante para evitar sorpresas a la hora de manejar nuestro vehículo. Si bien los nuevos motores tienden a reducir el consumo de lubricante por sus modernos diseños, materiales y terminaciones superficiales, siempre es bueno tener el hábito de revisarlo.

En otras ediciones hemos discutido los factores que promueven el consumo de aceite, podemos repasarlo rápidamente. Hemos hablado del pasaje de aceite en el sistema aros-cilindro, donde un desgaste de aros o del bruñido del cilindro hacen que mayor cantidad de aceite migre a cámara de combustión quemándose y eliminándose por el escape. Aceites de menor volatilidad como los sintéticos y de mayor viscosidad ayudan a reducir este fenómeno. De la misma manera el aceite puede migrar por guías de válvulas desgastadas y por retenes en mal estado. Por otro lado los turbocompresores, en especial aquellos motores biturbo, son potenciales focos de consumo de aceite. A todo esto debemos sumar las severas condiciones de manejo, es decir, caminos con pendientes, arrastre de trailers, manejo agresivo, entre otros, que son factores que pueden aumentar el consumo de aceite.

Presentaremos a continuación una guía sencilla para el control del nivel de aceite, junto con algunas recomendaciones generales.

Recomendaciones

- Antes de hacer una medición de nivel es necesario apagar el vehículo y estacionarlo de forma segura, donde no corramos riesgos caminando cerca del vehículo, situación insegura que puede darse por ejemplo en una calle o ruta.

- Si el motor estuvo en marcha el aceite estará caliente, tomar los recaudos necesarios y no tocar el aceite con las manos.

- Asegurarse de que el auto no esté en desnivel al medir el aceite, dado que esto distorsionará la medición.

- La varilla de aceite llega hasta el cárter (depósito de aceite) y de esa forma mide el nivel. El aceite circulando por el motor puede demorar unos minutos en volver completamente al cárter, en caso de que haya estado encendido el motor. Se recomienda entonces esperar unos minutos con el motor apagado antes de medir. El nivel puede parecer un poco más bajo de lo real si se lo mide inmediatamente después de apagar el motor.

- El volumen entre las marcas de máximo y mínimo suele ser de 1 a 2 litros dependiendo el motor. En base a esto podemos estimar el volumen necesario, agregando con precaución de a medio litro.

- Tanto el exceso como la falta de lubricante son perjudiciales para el rendimiento del motor. En el primer caso por aumento de emisiones y posible daño de los catalizadores, en el segundo por la sencilla razón de falta de lubricante. No suele haber diferencias notables de rendimiento mientras se mantenga el nivel entre las marcas de la varilla.

Control del nivel de aceite

1 - Limpiar la varilla: Identificar la varilla de aceite, retirarla hacia arriba y limpiarla con un paño.

2 - Medir nivel:Introducir la varilla nuevamente hasta el fondo, retirarla y ver el nivel de aceite. Colocar el paño detrás de la varilla para una mejor visualización. El nivel de aceite deberá estar entre el máximo y mínimo. Si el nivel está de la mitad para abajo rellenar el cárter.

3 - Seleccionar aceite: Seleccionar el aceite correcto según el vehículo. Esta información está disponible en el manual de usuario del vehículo.

4 - Completar nivel: Abrir la tapa de aceite y colocar medio litro del aceite seleccionado.

5 – Verificar nivel y tapas: Volver a medir y agregar de a medio litro hasta que el nivel esté

de la mitad para arriba. No superar el máximo de la varilla. Verificar que la varilla y la tapa de aceite estén cerradas correctamente.

Aceites de alto kilometraje

Los lubricantes de alto kilometraje son productos de mayor viscosidad de la recomendada actualmente por los manuales de usuario. No quiere decir que duren más kilómetros, sino que están pensados para motores con muchos kilómetros rodados y que además presentan consumos excesivos de aceite. Si el motor tuviera mucho kilometraje pero no presentara consumos excesivos, la recomendación es continuar con el aceite original. Entonces a mayor viscosidad, menores consumos de aceite. Esto sólo elimina el síntoma, dado que no recupera los desgastes mecánicos preexistentes. Hay un límite para esta viscosidad, dado que si se aumenta exageradamente, puede aumentar la temperatura de funcionamiento del motor, y dar una lubricación deficiente especialmente en climas fríos.

Los lubricantes actuales de Shell en esta línea son: 

Helix HX7 Alto Kilometraje 15W-50:semisintético de alta especificación API SN/CF, ACEA A3/B4, tecnología de limpieza activa y 20% de refuerzo en aditivación antidesgaste. Adecuado para vehículos livianos a nafta, diesel o GNC.

Helix HX5 Alto Kilometraje 25W-60: Esta otra alternativa es un aceite mineral de especificación API SL/CF y tecnología de limpieza activa. Adecuado para vehículos livianos a nafta, diesel o GNC.

Es importante remarcar que estos aceites son adecuados para vehículos fuera de garantía, dado que las especificaciones de aceite actuales para autos 0km suelen ser de viscosidades 5W-20, 5W-30 ó 10W-40. Por otro lado, no es esperable que un motor relativamente nuevo, en garantía, presente este tipo de consumo anormal. Como dijimos, un aceite de alto kilometraje no resuelve problemas mecánicos, sino que aminora los problemas de consumos moderados de aceite.

En casos donde no se presenten consumos la recomendación es entonces optar por un lubricante del tipo Shell Helix Ultra, formulado con básicos 100% sintéticos provenientes del gas natural, denominados técnicamente como GTL (Gas to liquid) y comercialmente como Shell PurePlus. Estos lubricantes tienen un excelente valor de volatilidad NOACK, minimizando los consumos por evaporación, una alta pureza debido a sus básicos, y paquetes de aditivos de alto rendimiento para asegurar una correcta limpieza y funcionamiento del motor.

Bernardo Seguí. Asesor Técnico – Shell Lubricantes

Enviar consulta